Cargando...
 

Barracas

Barraca en el barrio del Conchal
Barraca en el barrio del Conchal
Nota aclaratoria:
A titulo ilustrativo, y porque en esta imagen se aprecian muy bien los detalles, usamos como principal imagen una que corresponde a barracas del barrio del Castillo-Conchal, que a fin de cuentas eran prácticamente idénticas a la de La Atunara y a las del resto de La Linea , las atunareñas se diferenciaban en su mayoría, por supuesto salvando excepciones, en algunos detalles que se explican mas abajo.

Durante demasiados años, fueron el tipo de vivienda predominante en La Atunara y en gran parte de La Linea. Su construcción austera era todo un homenaje al reciclaje, rara vez se usaban materiales nuevos, por supuesto exceptuando el revestimiento de cal que también se hacia de modo artesanal, diluyendo terrones de cal viva en agua para aplicarlo como las pinturas actuales.

Su armazón era de postes hechos con de vigas de madera y las paredes, eran tablillas extraídas casi siempre de cajas de pescado o parecidas, por su cara exterior, las paredes eran rematadas con chapas metálicas sacadas de envases de conserva los cuales se desmontaban martilleando la unión soldada con un cuchillo o navaja y luego se aplanaban, las latas mas usadas eran las cuadradas o rectangulares por ser mas practicas para usar como esquineras pero también se usaban las redondas como se puede ver en la foto, a la izquierda del barreño de cinc. La finalidad de las chapas no era otro sino el impermeabilizar las paredes, esto se conseguía solapando unas con otras, a modo de escamas, empezando a colocar siempre las de abajo solapándose con la siguiente hilera de encima y de uno de los laterales, cuando era posible y la economía lo permitía se rejuntaba con brea o alquitrán, este ultimo material también era usado para el techo, a veces calentándolo para hacerlo lo mas liquido posible y aplicarlo como pintura y otras veces en forma de tela asfáltica, que también podemos ver en la foto con buen detalle en la primera vivienda de la izquierda. La tela asfáltica (que solo existieron en las ultimas décadas) en aquella época carecía del típico papel de aluminio actual y no se soldaban las juntas con soplete como se hace ahora, simplemente se dejaba caer sobre el techo y se sujetaba clavando listones de madera, las juntas como en las paredes, se solapaba y como con el caso de las paredes, se sellaban con brea o alquitrán liquido cuando se disponía de estos elementos.

La "cimentación" por llamarlo de alguna manera, consistía en una simple fijación con el suelo, era por lo general, que los postes de las esquinas embutían en la arena entre 50 y 80  centímetros y era bastante normal que una barraca nueva se cambiara de sitio o de postura si la inclemencia de los temporales , el sol, los vientos, arenas, humedades, etc...incomodaba a sus habitantes. Una vez que se encontraba  a gusto en un lugar o en una postura cómoda, la barraca se afianzaba ademas añadiéndole un trozo de acera en su fachada principal y a veces también en los laterales cuando era posible. Este trozo de acera era uno de los elementos mas importantes de la barraca, ademas de dar firmeza a la construcción, servia para limpiarse la arena antes de entrar en la casa, como improvisado taller de reparaciones donde lo mismo se reparaba las redes como para pintar mesas o sillas viejas y también como zona de encuentro y charlas entre familiares y amigos, una estampa muy típica de La Atunara era ( y es aun, aunque en menos proporción) encontrarse a los vecinos charlando durante horas en su puerta, las noches calurosas de verano.

Las aceras como tal conocemos hoy en día, no existían como podemos ver, los dueños de estas viviendas siempre consideraban -como si fueran aguas jurisdiccionales- y hacían suyas el perímetro que rodeaba la barraca, sus callejones laterales y "su puerta" termino con que se consideraba tanto a la fachada como el trozo de suelo que seria mas tarde su parte de acera, algunos -los que menos- hasta la mitad de la calzada, en la tercera vivienda podemos ver algo que se le asemeja, pero no tenia la misma función, quien lo hacia ya fuera de cemento o de madera que era lo mas normal, lo hacia con la intención de sacudir los pies y evitar que entrara el mínimo de arena en casa. Eso era uno de los detalles que demostraba cuanto de limpia tenia la familia que lo habitaba, lo mismo que tener el barreño en "su puerta" y los trapos de limpieza colgados en la parte superior de la entrada,o regar con un cubo y a manotazos el suelo por delante de la fachada para asentar el polvo, incluso después de desaparecer las barracas, muchas vecinas seguían tradicionalmente compitiendo en rivalidad por demostrar ser mas limpias que sus vecinas. Otros optaban por hacer de su puerta pequeños jardines o huertos, algunos plantaban flores y otros hierbas como mejorana, hierbabuena, albahaca... o bien productos para comer, como garbanzos, lentejas o zanahorias. Cambien hay que mencionar, que en algunas zonas donde en época de lluvias se hacían grandes charcos o lagunas, tanto las barracas como las viviendas de manposteria se solían hacer sobre una base elevada, cada uno le daba a la base la altura que mas le convenía, así había -y aun hay- desde unos 30 cm de altura hasta los 50 o 60 cm, y excepcionalmente alguna mas altas todavía, con lo cual su "acera" se convertía en un escalón de envergadura, casi todos sus dueños solían darle una mano de cal en sus caras verticales cuando llegaba la primavera, que era por costumbre la fecha mas propicia para blanquear las barracas y demás viviendas.

A simple vista y debido a los continuos blanqueos de cal era un poco difícil saber si una barraca era antigua o nueva, muchas se delataban por tener su suelo por debajo del nivel de la calle, esto era por la arena voladiza que hacia que las calles crecieran en altura, en algunas calles había barracas que al entrar había que bajar uno o dos escalones

Generalmente, las barracas dentro de su humilde contexto, eran confortables, su pequeño tamaño le daba un aspecto casi infantil, amigable y humilde,al entrar en ellas daba la sensación de entrar en un entorno familiar de pocos secretos ya que casi todo estaba a la vista, con una ventana en cada cara opuesta eran muy fáciles de ventilar y la cal viva de sus fachadas limitaba mucho la entrada de todo tipo de insectos y evitar sobre todo la carcoma -su alimento es la madera- en ella. A pesar de su frágil aspecto solían ser muy solida ante vientos y lluvias y el suelo solía adecentarse con cemento y losas de piedra o terrazo.

Una costumbre también curiosa y solidaria donde las haya, es que cuando el dueño de una barraca decidía demolerla, solía avisar a los vecinos, por si alguno necesita vigas, losas del suelo o cualquier otro material que pudiera aprovechar para su casa por lo que era típico que antes de derruir una barraca estuviera cerca algún vecino preparado con el cincel y el mazo e igual de típico ver luego el trasiego de mujeres y niños transportando en brazos viejas lozas que desprendían un fuerte olor a humedad.

Otra de las costumbres solidarias que apenas se ven es una relacionada con el encalijo, y consistía en que siempre sobraba algo de cal y siempre había una mano amiga  dispuesta a dar parte de su tiempo a blanquear aunque solo fuera un trozo en la barraca de alguna persona mayor

Barracas en calle Lepanto
Barracas en calle Lepanto

Las siguientes fotos son solos ilustrativas y son de varios puntos de  La Linea, intentando crear una cronologia sobre su construccion y el nivel de vida de sus moradores, asi por ejemplo, habia que establecer un pequeño matiz entre la construccion de atunareño arraigado en su tierra y los que llegaron de fuera por diferentes motivos, el nativo aprovechaba su experiencia en carpinteria naval y hacia acopio de maderas antes de proceder a la construccion, viviendo mientras tanto en la casa o barraca de los progenitores, tambien ejercia cierto "derecho" a la hora de elegir el lugar y el tamaño de la vivienda. Por el contrario, los recien llegados en la mayoria de las ocasiones contaba unicamente con un jato en el que llevaba todas sus pertenencias y una o varias mantas de abrigo para dormir al raso, o bien para hacer basicas tiendas de campaña.

Pre-barracas, algunos, a veces bastantes de los que llegaban desde fuera tenian que vivir en estas condiciones mientras reunian la suficiente madera y construian su barraca
Pre-barracas, algunos, a veces bastantes de los que llegaban desde fuera tenian que vivir en estas condiciones mientras reunian la suficiente madera y construian su barraca
 


 

Una vez elegido el lugar idoneo se procedia a clavar los puntales, siendo estos entre seis u ocho introduciendolos un metro por debajo del nivel de suelo, una vez repartidos en cuadricula se procedia a montar el esqueleto del techo, una vez terminado se procedia al revestimiento con tablas, las puertas y ventanas se decidian sobre la marcha.

Inicio de la construccion, clavado de puntales y techo
Inicio de la construccion, clavado de puntales y techo
 


 

Por lo general cuando se instalaba una barraca en un lugar separado del resto se reservaba un espacio bien pensando en una futura ampliacion o  como patio, a veces vallado y otras no, a veces incluso era aprovechado para viviendas de familiares o compadres, pero siempre o casi siempre, salvados por un callejon que preservara la intimidad.

Dos barracas juntas en un llano, seguramente de familiares, compadres o muy buenos amigos
Dos barracas juntas en un llano, seguramente de familiares, compadres o muy buenos amigos
 


La experiencia en carpinteria naval en la mayoria de los casos marcaba la diferencia en la terminacion, si la habia el acabado y las medidas eran simetricas, mas impermeabilizadas y duraderas, sino la habia, la barraca se deterioraba al poco y necesitaba continuamente de apaños y reparaciones. Con el paso del tiempo y mejorandose el estatus social, primero se sustituian una por una las paredes de madera por mamposteria, y si la economia era boyante todas a la vez, finalmente se sustituia el techo bien por uno de tejas mas economico, o mas modernos en el tiempo por chapas onduladas de uralita o metalicas galvanizadas. Finalmente este tipo de barracas mixtas dieron paso a las construcciones totalmente de mamposteria, eligiendo el morador el tipo de techo, de aguas o azotea.

Barraca mixta con paredes de mamposteria
Barraca mixta con paredes de mamposteria
 

Valora esta página:
Resultado de votos: - / 10
Contribuyentes a esta página: admin .
Última modificación de la página el Miércoles 04 de Mayo, 2016 19:12:38 CEST por admin. (Versión 29)