Cargando...
 

Moraga

La palabra moraga procede el mozarabe, aunque también era usado por la lengua árabe-hispánica de la misma época, viene del vocablo "mawráq" que significaba "asadura para rellenar embutidos", este tipo de embutidos era muy popular entre los nómadas y durante los meses mas fríos, como alternativa a un confortable plato caliente, se asaban al fuego de una hoguera espetandolos con una espiga de cañaveral, esto es, que en vez de usar un trozo de caña completo, se rompía a lo largo, obteniendo dos o tres espigas de una sola caña.

 
Esta forma de preparar comida caliente se popularizo entre los pescadores,con la variante de utilizar como alimento peces en vez de embutidos. Tras una larga jornada de trabajo, al llegar a la orilla preparaban inmediatamente estos espetos con el pescado recién cogidos, siendo las mas conocidas las moragas de sardinas. Esto en sus inicios, que por lógica debió ser en una época muy remota, donde sin congeladores ni nieve, los pescados mas pequeños y frágiles tenían que ser rápidamente vendidos o consumidos antes de que se estropeara, por lo cual era muy común que a la moraga no solo asistieran los pescadores sino en primera instancia sus familiares y amigos y si esta era grande se invitaba a cualquiera que pasara por allí.

Para cuando llego el progreso con la nieve y los vehículos frigoríficos, las moragas gozaban de tanta popularidad que ya se hacían mas por ocio que por otra cosa, por lo cual era muy normal que con buen tiempo la gente comprara sardinas en los mercados para hacer sus moragas los fines de semana y festivos, incluso en lugares campestres lejos del rebalaje.

Estas practicas hoy en día no se ven, gran parte de esto es debido a las leyes que prohíben hacer hogueras en la playa ya que el carbón y las cenizas contaminan y ensucian bastante la arena, y para el disfrute y seguridad de los bañistas, ha de estar lo mas limpia posible. Hoy en día en nuestra zona solo se permite una o dos excepciones, la del 24 de junio y la del 16 de julio, el día de san Juan y el del la Virgen del Carmen respectivamente.

Los establecimientos gastronómicos actuales, que ofrecían este tipo de comida, han tenido que adaptarse a estas leyes y a las normativas sanitarias al respecto, así unos han optado por trasladar arena a una base (barcas rellenas de arena) para asar los espetos al aire libre, evitando así contaminar la arena de la playa, y otros por ofrecer las sardinas asadas a la plancha, preparadas en la cocina del establecimiento, menos tradicional y ritualista, pero al realizarse en un local cerrado se ajusta mejor a las modernas normas higiénico sanitarias. En ambos casos, aun cuando se distancian de la característica moraga, las sardinas asadas en uno de los platos mas apreciados y de mas éxito en la mayoría de los restaurantes de La Atunara.
 


Valora esta página:
Resultado de votos: - / 10
Contribuyentes a esta página: admin y Aguilera .
Última modificación de la página el Domingo 29 de Marzo, 2015 20:21:08 CEST por admin. (Versión 7)