Cargando...
 

Trompo

El trompo o peonza, fue y aun es en la actualidad, uno de los juegos y juguetes del mismo nombre muy dado en nuestra zona, aunque con la mismo descenso que el resto de juguetes afectados por la llegada de los juegos electrónicos.

La fecha de origen de este juguete es desconocida, aunque los primeros fechados tienen una antigüedad conocida de mas de 4000 años.

Como con casi todo, los ha habido de varias categorías, la primera obviamente y como suele suceder, por el material, para distinguir a la clase mas pudiente. Materiales muy distintos, desde el cristal, para adornar mas que para jugar, hasta metales preciosos, aunque lo mas generalizado y común los de madera dura, casi siempre roble o haya, según la disposición geográfica, en esta nuestra zona de la Atunara ambas se podían encontrar con relativa facilidad, ya que eran tipos de maderas que también se usaban para la reparacion y construccion de botes y barcos desde muy antiguo.

Si bien en esta zona es casi imposible de conocer cuantas clases y tipos hubo, lo único que nos vale como saber es el testimonio de familiares, así por de pronto podemos hacer dos distinciones, los trompos con moña y en mas proporción los trompos normales o sin moña.

Trompo con moño
Trompo con moño

 

 

Trompo comun
Trompo comun, aun sin pintar de colores

 


Prácticamente no han variado la estética desde antes de la industrialización, si bien aparte de tamaños y formas mas o menos gordos o esbeltos, la personalización siempre ha estado presente, tanto para evitar el robo como para fardar, el primer elemento para personalizarlo fue la pintura, normalmente tres o cuatro colores vivos a franjas y a veces la "cabeza" a rallas o en forma de coronas. El otro elemento personalizado no siempre estaba al alcance de todos, consiste en modificar la punta haciéndola mas puntiaguda. 

Para hacerlo bailar, se utilizaba la cuerda, aquí peculiarmente llamada "lenza?" que ademas del nombre se personalizaba por pasar la punta de la cuerda por una moneda de dos reales y esta hacia tope entre los dedos.

Estas eran las tres modificaciones principales, raro era el niño que no hacia ninguna ni siquiera darle color con un rotulador, a partir de ahí, desde simples muecas a grabados en relieves, los mas sensacionalistas incrustaciones con alambres, chincheta, tachuelas del revés, hasta alguno que otro con trozos de vidrio roto o clavos para dar mas "miedo" al contrario, casi siempre estas modificaciones extremas o no se lograban bailar o daban un resultado bastante decepcionante para el dueño, eran mas trompos de exposición que de jugar.

Construccion

Si bien las imagenes anteriores ilustran como eran y son los trompos mas actuales, fabricados en tornos y en serie, cabe mencionar como importante la fabricación de los trompos antes de la era industrial, también en tornos pero casi siempre tornos manuales accionados por el pie mientras se les daba forma con gubias, una especie de formón curvo para el torno y una vez terminada esta fase, se lijaba con piedra de esmerilado (mas tarde en la historia se inventaria el papel de lija), hasta conseguir un tacto fino, se aserraba ambos extremos y en uno de ellos se hacia un taladro para alojar la punta que se hacia con un clavo grueso cortándolo una vez puesto a una medida conveniente, luego con una lima se le daba forma de semiesfera.

De un mismo liston y en linea a la vez, se hacían varios trompos en un solo torneado, y entre ellos, por seguridad,se dejaba una mocha de madera, el moño, que por moda o estética a ultima hora si asi se quería, se quitaba aserrando y lijando, dando lugar al tipo de trompo que se hizo mas común, por lo menos en esta zona del planeta.


Valora esta página:
Resultado de votos: - / 10
Contribuyentes a esta página: admin .
Última modificación de la página el Domingo 17 de Junio, 2018 13:54:23 CEST por admin. (Versión 6)